Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Logo de lacronica.net
Tribunales
El fallecido era un supuesto atracador, que murió de un disparo de su arma reglamentaria
Sin vuelta atrás en la absolución del guardia civil que fue juzgado por una muerte en Guadalajara

    


El Tribunal Superior de Justicia de Guadalajara desestima los recursos contra la absolución del guardia civil que mató de un disparo a un presunto atracador.

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) ha desestimado los recursos de las dos acusaciones particulares personadas en el juicio contra el guardia civil que en octubre de 2013 disparó y mató a un presunto atracador en Cabanillas del Campo tras quedar este absuelto por entender que existía una "duda razonable" sobre cómo se produjeron los hechos y considerar que no había prueba objetiva concluyente.

El TSJCM ha confirmado íntegramente la sentencia absolutoria del juicio con jurado que se siguió en la Audiencia Provincial de Guadalajara en junio de 2018 por un delito de homicidio imprudente, una sentencia que no es firme ya que cabe ahora un recurso de casación en el plazo de cinco días.

Según la sentencia, facilitada a los medios por el tribunal, el veredicto de inculpabilidad "es absolutamente congruente con los hechos declarado probados" y "trae causa de la aplicación del principio 'in dubio pro reo' --término jurídico que determina que, en caso de duda, se favorecerá al acusado--", ante la ausencia "terminante de prueba de cargo sobre la culpabilidad del agente al ejecutar la acción" y, al no darse por probada ninguna forma de dolo o culpa, "no cabía pronunciamiento condenatorio alguno".

Por ello, en la misma se recoge que se considera que "no resulta irracional o ilógica la duda suscitada" por el jurado a la vista de las pruebas practicadas y a las que se refiere en el acta de veredicto, conforme a informes periciales sobre la trayectoria de la bala que no resultan concluyentes, sino que "discrepan entre sí" y, a la vez, "admiten la posibilidad contraria".

Y en cuanto a la existencia de una esquirla metálica en el cuerpo del fallecido, reciente y que no coincidía con la composición del proyectil que causó su muerte, tampoco se descarta que pudiera llegar allí a consecuencia de un rebote con alguno de los elementos metálicos que había en el lugar de los hechos.

La sentencia insiste en que el jurado razonó convincentemente los porqués de su decisión absolutoria y que no llegó al canon propio de las sentencias condenatorias de "certeza más allá de toda duda razonable", de ahí que considere la conclusión absolutoria "obvia" teniendo en cuenta que la culpabilidad ha de quedar probada más allá de toda duda razonable.

Indica también dicha sentencia que "la prueba de cargo producida es insuficiente para la condena" entendiendo que el acusado efectuó un disparo intimidatorio adoptando medidas suficientes (desvío del arma hacia la derecha), que eran adecuadas para el fin que pretendía.

LAS PRUEBAS NO ARROJAN "CERTEZA ABSOLUTA"
Según consta en los fundamentos de hecho, "ninguna de las pruebas presentadas arroja certeza absoluta sobre lo que ocurrió en realidad", siendo el debate principal o encrucijada si fue un disparo directo o un rebote, algo que no ha quedado probado.

Añade que varios testimonios de investigadores policiales "creen que existió relación espacio-temporal entre el intento de atraco inicial, la huida de los presuntos atracadores y su localización posterior por la patrulla de la Guardia Civil, lo que entendemos que sitúa a la patrulla en un escenario de riesgo que exigió la adopción de las máximas precauciones y la creencia de un más que posible riesgo para su integridad física", se indica.

Las acusaciones que representan a los padres y hermana de la víctima, por un lado, y al hijo menor, por otro, pedían en sus conclusiones definitivas 13 años de cárcel para el agente al entender que fue un homicidio doloso eventual y, tras quedar absuelto por el jurado, decidieron recurrir, un recurso que ha sido desestimado.

La sentencia de la Audiencia ya recogía, en virtud del veredicto de no culpabilidad al que ya llegó el jurado, la absolución del agente de los delitos de los que estaba acusado, entendiendo que existía una "duda razonable". Una "duda" que no permitía alcanzar un veredicto de culpabilidad por parte del agente en esta muerte porque "ninguna de las pruebas arrojan certeza absoluta" sobre lo que ocurrió en realidad, en cuanto a si el proyectil se desvió o no, como consecuencia de su impacto previo con algún elemento u objeto de los existentes en el lugar.

El 23 de octubre de 2013, el acusado se dirigió con otro agente al lugar para iniciar la búsqueda de los sospechosos y al llegar al lugar y ver a varias personas que hablaban entre ellos y sospechar que podría tratarse de los supuestos autores, gritó: "alto a la Guardia Civil".

Pero tras huir y escuchar el agente a unos de los supuestos atracadores decir: "ya verás tú", realizó un disparo con el arma reglamentaria que ocasionó la muerte del atracador a causa de una "hemorragia por traumatismo arterial y venoso" que le produjo un shock hipovolémico.

Contra esta sentencia cabe ahora recurso de casación ante un tribunal superior.
Artículos relacionados
El guardia civil es "no culpable" de matar al atracador que huía en Cabanillas, aunque disparase
Así se defiende el guardia civil juzgado por matar de un disparo a un supuesto atracador
El jurado puede exculpar, condenar sin prisión o llevar una década a la cárcel a un guardia civil
La Fiscalía deja en 2 años su petición de pena por la muerte de un atracador por un guardia civil
¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
Comentarios
¿Quieres comentar?
Desplegar el formulario
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)

Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
  
  
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de lacronica.net y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Para el mejor funcionamiento de este servicio, La Crónica de Guadalajara se reserva el derecho de suprimir aquellos comentarios que pueda considerar inadecuados, especialmente los que sean susceptibles de vulnerar la legislación vigente y los que, en su sentido más amplio, entorpezcan su utilización por el resto de los lectores de acuerdo con las normas generales de convivencia.
La Crónica de Guadalajara declina toda responsabilidad respecto al contenido de los comentarios publicados, que es exclusiva de sus autores, y facilitará la identificación mediante IP o con cualquier otro medio técnico a su alcance si así le fuera requerido por la Autoridad competente.
Otros artículos de Tribunales
Piden diez años de cárcel para el que intentó matar a un "cobrador del frac"
Dos de cada tres jueces han hecho huelga este lunes
Prisión permanente revisable para el asesino de Pioz: tenemos los 43 folios de la sentencia
El ministro Marlaska enfría la sentencia del caso Pioz, cuya aplicación podría no ser constitucional
El abogado de la acusación particular prevé para el asesino de Pioz un mínimo de 40 años en prisión
© 2018  |  www.lacronica.net   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad
Ir a la portadaIr a la siguiente noticia